Momentos decisivos

Momentos decisivos. Imagen de Chief22880 en Pixabay
Imagen de Chief22880 en Pixabay

Momentos decisivos

La cita de hoy era muy importante. Su destino y el de su empresa iban a vivir momentos decisivos. Por ello, se había aprendido de memoria todo lo que iba a decir. Incluso había preparado un guión con situaciones y preguntas improvisadas que pudieran surgir en el tiempo que durara el encuentro. También había trabajado su aspecto psicológico. Sabía que lo ideal era encontrarse en un estado de calma pero a la vez mantener cierta tensión en su mente. Sintió que todo estaba listo.

La parte trasera del taxi donde se encontraba resultaba especialmente cómoda. También transmitía una fragancia muy agradable. Agradeció aquella sensación positiva antes del momento decisivo. En el volante, la veterana taxista se encontraba muy concentrada en su trabajo, como si de alguna manera supiera la realidad a la que se iba a enfrentar su cliente en ese dia y quisiera brindarle lo mejor de sí. Con su buen hacer, fué recorriendo una calle tras otra mientras los minutos pasaban.

Ya faltaba muy poco para llegar a su destino. Miró la hora a través del móvil y vió que todavía había un tiempo considerable antes de que llegara el gran momento. Lo había hecho a propósito. En un dia como el de hoy, tampoco podía permitir que el azar le jugara una mala pasada haciendo que llegara a su destino tarde. Por ello, preparó todo en su casa antes de lo habitual para poder llegar antes.

Finalmente, llegó a su lugar de trabajo. Le pagó a la taxista por su servicio y le deseó un buen dia. Fué caminando con seguridad por la acera con un paso firme y seguro. Entró en su edificio, saludó a la recepcionista y se dirigió al ascensor. Una vez allí, usó su llave para indicarle a la máquina que iba a la sexta planta. Al llegar, se dirigió a su oficina, dejó sus cosas sobre la mesa y se fué preparando un café con tranquilidad. Sabía que, como en tantos otros ámbitos de la vida, el tiempo de preparación era mucho mayor que el tiempo de demostración, pero sin embargo, este último era el que importaba realmente. Los llamados momentos decisivos.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*