La venta

Venta. Imagen de Clker-Free-Vector-Images en Pixabay
Imagen de Clker-Free-Vector-Images en Pixabay

La venta

El vendedor seguía intentando convencerle de las ventajas que significaba poseer aquel aparato. Hablaba de una forma extremadamente rápida. Parecía como si hubiera memorizado el texto. El hombre pensó que lo más probable era que ya hubiera repetido lo mismo infinidad de veces. Al final, el hombre decidió ser sincero y cortar de una vez por todas al vendedor para que no siguiera perdiendo el tiempo y para no hacérselo perder a él. Empleó un tono severo para expresar su negación definitiva pero manteniendo el mismo tono de voz. El vendedor captó la señal, recogió su aparato y sus folletos de venta y se despidió amablemente. El hombre le deseó más suerte con su próximo cliente y cerró la puerta de su casa.

Se fue a la cocina para seguir tomándose su desayuno pero cuando estaba llevándose la cuchara con los cereales a la boca volvió a sonar el timbre de su casa. Pensó que aquella mañana no podría desayunar de forma tranquila. Abrió de nuevo la entrada de su vivienda. En esta ocasión era una muchacha joven. Antes de que el hombre pudiera decir nada la chica sacó de su mochila el aparato que intentaba venderle y comenzó su discurso. Para sorpresa del hombre, la muchacha era capaz de hablar más rápido que el anterior vendedor.

Después de varios minutos, el hombre se dio cuenta de que probablemente aquella persona tuviera una urgencia económica y necesitara vender sus productos de la forma más rápida posible. Por un momento se conmovió, pero luego su mente regresó a la realidad. Recordó que ya había comprado en una ocasión un producto sin necesitarlo para que un vendedor le dejara en paz. Pensó que así no lo volvería a ver más. Sin embargo, su plan no funcionó pues al día siguiente el mismo vendedor apareció con un objeto diferente en su puerta. El hombre empleó de nuevo su tono severo y se despidió de la joven vendedora. Ella también se despidió amablemente a pesar de no haber tenido éxito con su venta y continuó su camino esperando convencer a su próximo cliente.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estos HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*