La copa

 La copa. Imagen de Free-Photos en Pixabay
Imagen de Free-Photos en Pixabay

La copa

El hombre fue invitado a tomarse una copa, pero la rechazó amablemente diciendo que no bebía alcohol. La música se paró de inmediato y todas y cada una de las miradas se dirigieron hacia él. Un joven le dijo que en un tono muy serio que abandonara el lugar mientras que con un brazo estirado y el dedo índice le indicaba la salida. Él se quedo sorprendido con aquella reacción unánime, mas pensó que lo mejor era no provocar a aquella multitud y se encaminó hacia la puerta. La gente le hacía rápidamente un pasillo a medida que se movía. Notaba que todos lo miraban con una mezcla de enfado e incredulidad, como si fuera la primera vez que estuvieran en presencia de alguien que no tomaba alcohol.

Cuando llegó por fin a la salida, alguien rompió de nuevo el tenso silencio para decir que aquello no era justo. Enseguida, todas las miradas se volvieron al que había hablado. Este último agregó que el no bebedor merecía una oportunidad y propuso que le dejaran quedarse si tomaba con ellos una sola copa. Se escuchó un rumor enorme de voces que no estaban muy convencidas con aquella medida. El que había formulado la propuesta ordenó enérgicamente silencio a todos a los asistentes a la fiesta para que el interpelado pudiera responder. Él se lo pensó un poco antes de dar su respuesta. Pensó que si realmente era una sola copa lo que tenía que beber todavía podía ser razonable quedarse. Aunque también se le ocurrió que aquello podía ser una trampa y terminaría totalmente borracho, cosa que llevaba toda su vida evitando.

Los presentes se impacientaron y le pidieron una respuesta definitiva. Finalmente, el hombre aceptó. Se oyó un grito de júbilo. Las miradas que antes lo miraban con reprobación y desagrado ahora lo veían como un héroe. La música volvió a sonar de nuevo y le trajeron rápidamente su copa. Decidió tomarse aquello lo más rápido posible para que no le durara el mal trago, lo cual fue un error. Aquel sería solo el principio de una noche muy larga y con muchas sorpresas.

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*