24 de Abril. Laurens Hammond patenta el órgano Hammond

Abel/ abril 24, 2020/ Música/ 0 comentarios

El 24 de Abril de 1934, el ingeniero Laurens Hammond patentó un instrumento electrónico, conocido como órgano Hammond. Desde su presentación, generó gran interés gracias a sus características y a su especial sonido. Se ha empleado en diversos géneros musicales como jazz, soul, gospel, funk, ska y rock. Su popularidad en nuestros días sigue siendo muy alta y muchas de las unidades que se produjeron todavía se utilizan.

La idea de Hammond

Hammond tomó com referencia el instrumento llamado Telharmonium, ideado por por Thaddeus Cahill. Su intención era crear un instrumento que sonara tan bien como un órgano, pero que fuera mucho más práctico y económico. De esta manera, las personas que no dispusieran de demasiado dinero tendrían accesibilidad a este. Además, podría ser transportado fácilmente iglesias, salones, bares y hoteles, lo que no era posible con lo órganos tradicionales. Con estas condiciones en mente, el ingeniero creó un órgano eléctrico sin tubos y con un tamaño muy reducido. Al principio, había algunos músicos que se mostraron un poco escépticos, pero su opinión cambió totalmente desde que oyeron como sonaba la lo que había creado el ingeniero.

Características y funcionamiento

El ingenio de Hammond consta de un mueble de madera que cuenta con un sistema de pedales para los sonidos del bajo. En la consola hay dos teclados de cinco octavas. Sobre estos hay cuatro juegos de nueve barras deslizantes que permiten añadir armónicos al sonido fundamental de cada nota. Dichos armónicos están generados por ruedas fónicas. Al pulsar una tecla o cambiar una barra deslizante, el órgano se encarga de girar las ruedas fónicas que le corresponden. Cuando éstas giran, producen una onda alterna a una frecuencia particular, que es recogida por un recolector de sonido.

El altavoz Leslie

Donald James Leslie fue una de las personas que adquirió un órgano Hammond. Sin embargo, creía que su sonido aún podía ser mejorable. Para ello, creó un altavoz giratorio con dos trompetas instalado sobre un motor que gira a dos diferentes velocidades. Le puso su nombre a su invención. Hammond se opuso a la combinación de las dos creaciones. Sin embargo, los músicos aceptaron la propuesta desde el principio porque el altavoz Leslie le da al órgano su timbre tan épico.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*